Estructura financiera: Guía básica

La estructura financiera es una de las piedras angulares de cualquier proyecto empresarial que busque una estabilidad en el tiempo y un buen margen de beneficio. Podemos definir estructura financiera como el conjunto de recursos financieros que la empresa recopila a través de financiación propia o de terceros para iniciar su actividad. Aspain11 es una de las firmas con las que puedes establecer una estructura financiera con garantía de viabilidad.

Como hemos mencionado, el primero objetivo de la empresa es establecer una buena base para competir en el mercado, buscando con una estructura financiera robusta que otorgue la ventaja competitiva necesaria para ir cumpliendo con el plan negocio. Teniendo especial relevancia en los primeros años de actividad en donde los márgenes son escasos. En este sentido, la estructura financiera debe cubrir perfectamente los gastos derivados de la actividad que se quiere desempeñar (materias primas, proveedores, coste de personal, etc)

Estructura financiera según el tipo de fuente

Según el tipo de fuentes con los que cuentan los responsables de la empresa, podemos establecer la siguiente clasificación en la estructura financiera.

Fuentes internas

Las fuentes de financiación internas también se conocen como autofinanciación o financiación propia. Los recursos son propiedad del socio o socios que montan la empresa. En este ámbito, estamos abordando cuatro partidas. El capital social que ponen sobre la mesa los socios, las reservas que no se reparten como dividendos sino que permanecen en la empresa, los beneficios del ejercicio y en última instancia, las subvenciones de capital.

Fuentes externas

Las fuentes de financiación externas se distinguen de las internas por no ser generadas por la propia empresa. Generalmente tienen un carácter de deuda a largo plazo. Aquí podemos mencionar los préstamos bancarios o los créditos que nos pueden otorgan los proveedores. En resumen, es el mercado el que puede otorgar este tipo de financiación.

¿Cómo debe ser la estructura financiera de una empresa?

La estructura financiera de una empresa debe cumplir con una serie de parámetros para que se considere una estructura completa. Aquí te los especificamos:

  • Capitales permanentes: Son aquellos recursos de capital que se ubican en el largo plazo. Es decir, hablamos del patrimonio neto y el pasivo no corriente (o fijo).
  • Capitales circulantes: Se trata de los recursos de capital a corto plazo como proveedores o acreedores.
  • Total pasivo: Es la suma total de capitales permanentes y capitales circulantes, se suele incluir la suma en los dos primeros años por separado para poder efectuar la comparación.
  • Elementos imprescindibles: Una vez hemos elaborado el esquema con los aspectos anteriormente mencionados, deben quedar reflejados el patrimonio neto que se nutre del capital social, reservas, resultados y subvenciones y además dos pasivos exigibles en largo plazo los cuales son los proveedores y deudas.

Conclusión: Apoyo profesional para tener garantía de éxito

Como acabas de apreciar, la estructura financiera se basa principalmente en elaborar un esquema base en donde tener en cuenta todos los elementos necesarios para erigir un esqueleto económico sólido para nuestra marca.

En este sentido, contar con una empresa referente en el asesoramiento financiero puede representar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Sobre todo porque se deberán tomar decisiones vitales como el riesgo a asumir, la situación económica del mercado, la fiscalidad del país o la oferta de créditos bancarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.