La ONU culpa de la crisis alimentaria a la «política aberrante» del FMI

La noticia la publica El Pais, y no es algo insignificante.

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación calificó ayer de «auténtica tragedia» el aumento del precio de los alimentos y pidió fondos suplementarios para atajar el hambre. (…) Jean Ziegler culpó del drama a los biocarburantes, a las «políticas aberrantes» del Fondo Monetario Internacional (FMI) y a la especulación.

Lo cierto es que precisamente el FMI, en su estudio presentado la semana pasada, recomendaba para estimular el crecimiento económico de Europa… más especulación. Argumentaba que la inflación galopante que azota a los países miembros de la Comunidad Europea es algo temporal y pasará pronto, y recomendaba al Banco Europeo atreverse bajar los tipos de interés ahora. Si los tipos de interés por debajo de la inflación han contribuido a calentar la actual burbuja especulativa que ha explotado recientemente en una crisis crediticia, la respuesta del FMI va en la línea de seguir inflando la burbuja indefinidamente… Lo dicho: la receta del FMI es más especulación.

El suizo lanzó además una llamada urgente a todos los donantes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU a incrementar sus ayudas, puesto que la subida de precios de los últimos tres meses ha provocado una caída del poder adquisitivo del 40%. Según los expertos, la ayuda adicional debería elevarse a 476 millones de euros. «De este programa dependen 75 millones de personas», recordó antes de proponer «una moratoria total de cinco años sobre la producción de biocarburantes».

(…) El relator, cuyo mandato termina mañana, ha sido elegido para integrar el Comité Consultivo del Consejo de Derechos Humanos. Antes de marcharse subrayó que «la transformación masiva de cultivos en biocarburantes ha provocado la escalada de precios de productos básicos esenciales para la supervivencia de millones de personas».

Según datos de la FAO, Fondo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación, en el último año el trigo se ha encarecido un 130%, el arroz un 74%, la soja un 87% y el maíz un 53%. Ziegler subrayó que, «si en Europa una familia dedica un 10% de su presupuesto a la alimentación, en el mundo en desarrollo esa proporción puede llegar al 90%».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies