Emprender un negocio con un amigo y socio.

 

Bueno, ya hemos pautado una serie de requisitos para llevar a cabo nuestra economía doméstica de manera ordenada.

Hoy comenzamos la andadura con los pequeños negocios, que son al fin y al cabo el objetivo de muchos de nosotros.

La primer incógnita es saber como financiar el proyecto, por ello nos planteamos una duda, ¿es aconsejable emprenderlo con un amigo?.

Pues lamentablemente esto tiene sus pros y sus contras, pero si he de dejar claro que las relaciones empresariales, sean amigos o no, suelen ser tensas, y si a esto le unimos la confianza que se pueda tener con la otra parte, puede ser un desastre si no se implantan unas normas claras desde el principio.

A lo largo de este mes de Septiembre, veremos, las pautas que podemos seguir para emprender un negocio, desde el principio, con poco mas que unos ahorros y un amigo socio, con el que podremos sacar una empresa adelante, con la suficiente confianza, pero sobre todo con paciencia, ya que estos proyectos dan sus frutos a largo plazo.

Mientras preparamos los artículos en los que os mostramos las pautas para elaborar un proyecto empresarial de futuro, vamos a dar un consejo para ir abriendo boca, que consiste en adquirir el libro negro del emprendedor, de Fernando Trías de Bes, un libro que nos dirá como ser un mal emprendedor, aportando aquellas prácticas que debemos eliminar desde el principio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies