Nuevas medidas del Gobierno para luchar contra la crisis económica

muchoquedecir 22 abril 2008 0

El viernes pasado, en el primer Consejo de Ministros presidido por José Luis Rodríguez Zapatero en su segunda legislatura, se aprobaron una serie de medidas destinadas a luchar contra la desaceleración económica que ya tenemos encima y tratar de evitar que se convierta en crisis por la vía de la caída del consumo y del paro que conllevará aparejado. Vale la pena echarles un vistazo a algunas de estas medidas:

Devolución de los famosos 400 euros prometidos durante la campaña electoral: los empleados por cuenta ajena recibirán los primeros 200€ descontados de las retenciones de la nómina de junio, y el resto, prorrateado sobre las retenciones de julio a diciemre. Esta medida beneficiará a 16,4 millones de contribuyentes, tendrá un coste de 6.000 millones de euros, y lo más importante, no será una medida puntual sino que tendrá continuidad en el tiempo. Esta deducción se aplicará sobre las retenciones de IRPF para asalariados, pensionistas y autónomos. En cambio, no se beneficiarán de esta devolución aquéllos que no tributen.

Devolución rápida del IVA: A partir de enero de 2009, las pequeñas y medianas epresas podrán optar a recibir la devolución del IVA que les corresponda, de forma mensual en lugar de anualmente como en la actualidad, equiparándose así a las grandes empresas que ya obtenían la devolución con carácter mensual. Esta medida permitirá a las pymes disponer de mayor liquidez, si bien tendrán que realizar también la declaración mes a mes.

Supresión del impuesto sobre el patrimonio: en la declaración de la renta correspondiente al ejercicio del 2008, que se presentará el año que viene, ya no se deberá tributar por este concept, que queda suprimido. Los contribuyentes se ahorrarán alrededor de 1.800 millones de euros con la supresión de este tributo. Puesto que se trata de un impuesto cuya recaudación está cedida a las comunidades autónomas, el Estado las compensará por la reducción de ingresos.

Ampliación gratis del plazo de amortización de las hipotecas: permitirá a los titulares de créditos con garantía hipotecaria ampliar el plazo de devolución de las mismas, con lo que lograrán reducir sensiblemente las cuotas mensuales, sin tener que pagar en el momento de realizar el cambio aranceles notariales, registrales, penalizaciones bancarias sobre el capital pendiente, etc. Esta alternativa está sujeta a la aprobación por parte de la entidad bancaria, por lo que es previsible que precisamente aquéllos que más lo necesitan (quienes compraron su piso hace 5 años o menos, con un periodo de amortización muy elevado, a partir de 40 años o más) y que se han visto muy perjudicados por la subida del euríbor (¿en serio pensaban que los tipos de interés se iban a mantener por debajo del 3% toda la vida de su préstamo hipotecario?) no puedan beneficiarse de esta medida, al estar apurando ya el límite del periodo de amortización permitido, y al estar sujeto a la aprobación por parte del banco o caja.