Pólizas de seguro

Pablo 17 junio 2013 0


El propósito de una póliza de seguro de vida es proporcionar una compensación monetaria, conocida como beneficio por fallecimiento al beneficiario de la póliza por la muerte de la persona asegurada. Las políticas de los seguros de vida pueden variar de unas a otras por lo que es muy recomendable leer muy bien siempre todo lo que se contrata. Las pólizas de seguro de vida son un servicio que se ha ido valorando mucho más con el paso del tiempo por parte de los usuarios.

El beneficiario, que tiene derecho a recibir una indemnización por el fallecimiento de la persona asegurada, es aquel que se conoce como beneficiario principal. Se puede elegir un solo beneficiario o no, ya que muchas personas también deciden elegir varios beneficiarios.

Si la persona encargada de contratar la póliza de seguro, selecciona a un menor de edad para ser el beneficiario, este deberá tener un tutor legal. Recuerda que la mayoría de las pólizas de seguro dan al propietario de la misma el derecho de revocar al beneficiario designado en la póliza. El tomador del seguro, a veces, no informa al beneficiario, de la existencia de la póliza. Por lo general, se mantiene su carácter confidencial por parte del beneficiario, hasta después de la muerte del titular de la póliza.

Las compañías de seguros están éticamente obligadas a dar a conocer el seguro, siempre y cuando se realice en un determinado tiempo, a los beneficiarios. Es importante que el asegurado se lo comunique al beneficiario o beneficiarios para  que esta pueda ser reclamada rápidamente cuando se produce el fallecimiento.